Visita el Santísimo para un encuentro íntimo con el Señor.

La palabra santísimo procede del superlativo de santo.  La eucaristía que es llamada también como Sagrada Comunión, cena del Señor o fracción del pan,  es el sacramento del cuerpo y de la sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y vino, que por medio de la consagración se convierten en su cuerpo y sangre.

En un sentido general la tradición popular le fue dando el apelativo de Santísimo a la custodia que contiene la especie eucarística, ya que esto es lo más Santo que los Católicos pueden tener en la tierra,  por eso se dice Santísimo, porque ahí está el Santo de los Santos.

También cuando hablamos de Santísimos debemos tener claro que hay dos elementos, como primero la custodia y como segundo la hostia, la custodia es el lugar donde se  guarda la eucaristía o la hostia.  La diferencia entre Santísimo y Sagrario es que el Sagrario contiene el Santísimo, en el Sagrario se guarda el Santísimo, pero recuerden, que santísimo es un apelativo es un nombre que se le da a la presencia eucarística de Jesús.

Jesús prometió: “Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,16-20)  y cumple su promesa al quedarse en el Santísimo, en el Sagrario, en la presencia eucarística.

Lo más importante y se debe garantizar, es que la presencia eucarística tenga visitas, tenga adoradores, pues de lo contrario no tendría sentido un Sagrario o Santísimo completamente solo, los católicos van a visitar el santísimo, a la presencia  Jesús en una visita de respeto, adoración y amor.

Hay muchísimas oraciones al santísimo, te recomendamos algunos textos como: quince minutos en compañía de Jesús sacramentado o el texto  quien a Dios tiene pero la mejor oración es la espontánea, la que sale del corazón al Santísimo en un diálogo íntimo con Jesús.

Te Invitamos a visitar el Santísimo, aquí pueden tener un momento de confianza, intimidad y amistad con Dios, pueden orar por sus necesidades, por  los demás, por las familias, por los amigos, por los enfermos, los agonizantes, los pobres, por todo lo que se quiera entregarle al Señor.

Ahora cuéntanos qué le has entregado al Santísimo.

1 comentario

  1. Buenos MI señor Jesús aqui presente en el Santisisimo Sacramento del altar. De dejo mus dolores, mis angustias y todas mis necesidades,porque se que tú no haces caso omiso a estas mis suplicas y te Doy las gracias. También te quiero entregar la vida de mus hijas, aumentales la fe, a familia y al mundo entero socorrenos. Muchas gracias Padre Celestial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario