El misterio de la Trinidad, una clave para vivir en comunidad

A lo largo de la historia de la salvación, Dios, uno y trino, se ha revelado en la medida en que la humanidad se va preparando para recibir esas degustaciones de la vida eterna; pues es que, de hecho, son anticipos de todo lo que disfrutaremos conociendo después de la muerte en la bienaventuranza, por un “para siempre” lleno de alegrías y delicias espirituales.

Pasando las páginas del Antiguo testamento nos encontramos con un pasaje revelador en este sentido donde nuestro padre en la fe, Abraham, en una escena del libro del Génesis se encuentra, acoge y atiende a tres forasteros que terminan siendo ángeles (Génesis 18, 1-19). Según la narración del pentateuco, la tradición y, tal como lo describen los íconos, eran bellos, espléndidos, elegantes y solemnes. Su ropaje y su cabellera eran un reflejo esplendoroso de su belleza espiritual y manifiestan una misión específica que se relaciona con el pueblo elegido (aún no “nacido” pues Israel será el nieto de Abraham) y con la destrucción de gran parte de la pentápolis, conocida en nuestro entorno como Sodoma y Gomorra.

Abraham y su mujer Sara los acogen como peregrinos que se habían acercado a su casa en Mambré justo en el mismo instante en que el Señor Dios apareció junto al bosque de encinas. Generosamente les lavaron los pies y dieron de comer con lo más exquisito de su granja. Al final de cuentas, éstos se “descubren” en agradecimiento como enviados por Dios que anuncian al anciano matrimonio el milagro de su próxima descendencia (Isaac), origen del pueblo de Israel , un año después de ese encuentro.

Un poco más adelante el texto nos dice que “Dos de esos hombres partieron de allí y se fueron hacia Sodoma, pero el Señor se quedó de pie frente a Abraham.”… entonces ese “Señor” es Dios padre y los otros dos eran el Hijo y el Espíritu Santo? Pregunta misteriosa para respuestas misteriosas…

De hecho la iconografía los presenta como ángeles y después la teología hace un lectura (exégesis) donde se deduce, a partir del “texto” y el “contexto”, que es la misma Trinidad quien sale al encuentro del patriarca en Mambré.

Trinidad y buenas noticias, o Trinidad y confianza, en fin, la revelación del misterio viene acompañada de una manifestación abundante de Dios hacía un hombre que será la cabeza y modelo del pueblo elegido. Abraham se libera del politeísmo de su pueblo (Ur de Caldea) y emprende un nuevo camino en la fe para preservar y delinear la ruta de adoración y rito a Dios, tres personas y un mismo Señor.

Así como Abraham y su esposa Sara, recibiendo a los ángeles y acogiéndolos en su hospitalidad, manifiestan la entrega constante que debemos tributar a Dios; también nosotros estamos invitados a contemplar y a adorar. Dios se ha acercado a nuestra vida desde el momento en que somos bautizados. Dios nos pide hospitalidad, tributo y adoración. Dios se hace “forastero” en el prójimo, se hace “necesitado” en el hermano de fe y se hace “pequeño” para recibir de nosotros como caridad un corazón contrito y humillado.

“Todo, en la vida cristiana, gira alrededor del misterio trinitario y se cumple en orden a este misterio infinito. Intentemos pues, mantener siempre elevado el ‘tono’ de nuestra vida, recordándonos para qué fin, para cuál gloria nosotros existimos, trabajamos, luchamos, sufrimos. Y a cuál inmenso premio estamos llamados.” Papa Francisco

La Trinidad es de igual manera una realidad sobrenatural que nos permite contemplar la alegría de la vida en comunidad. Nos invita a valorar la posibilidad de hacer parte de la Iglesia, y la posibilidad de compartir con los otros, la alegría de ser hijos de Dios.

Esa realidad trinitaria también nos acerca momentos, lugares y personas para leer ese misterio de amor y comunidad; el canal TeleVID, desde la dirección general hasta el último de los técnicos que trabaja casi en el anonimato, trabaja incansablemente día a día para ser parte de ese misterio donde tu corazón es acogido en nuestra casa, en nuestro canal, tu canal. Cada uno de los programas, eventos y peregrinaciones, son una manifestación explícita de la misionalidad y vocación del canal, “Infundir en las personas y en las familias los principios de la Fe Cristiana definidos por la Iglesia Católica. Defender la vida y promover la solidaridad, la reconciliación y la paz, a través de contenidos evangelizadores, formativos, entretenidos y de orientación familiar.” 

¡Gracias por ser parte de nuestra familia!

¡Gracias por creer en nosotros día a día!

«Dónde está el amor hay una trinidad: uno que ama, uno que es amado, y uno que es el amor» – San Agustín.

Camilo Galvez

Por: Camilo A. Gálvez L.

Teólogo 

8 comentarios

  1. Gracias Televid por pensar en las familias, por defender la vida, por cultivar nuestra fe! Maravilloso artículo, esta lectura, además de que nos contextualiza en la historia de Abraham y Sara, nos muestra, con estas palabras tan bien pensadas y elaboradas, la divinidad y presencia de Dios que es Amor y Trino!

    • Gracias santísima Trinidad por los medios que nos das para seguirnos formando y expandirnos con fe en este mundo complicado,acompañados de amor y tu divinidad,las familias permanezcan unidas,se nuestro escudo y fortaleza. GRACIAS TELEVID POR SER PARTE DE FAMILIA DESDE LA EVANGELIZACION PARA EL MUNDO ENTERO, BENDICIONES DESDE MÉXICO.

  2. Maravilloso y muy claro ahora para mi, este texto… ver cómo nos ha acompañado la Trinidad desde Abraham, cómo elige Dios y prepara el momento y sus elegidos para encaminar su plan Divino, según su Divina Voluntad. La frase de San Agustín deja en mí; Alegría, esperanza y fortaleza de la presencia viva, amorosa de nuestro Padre Eterno…. Que nos espera, que todo lo sabe, y que no aparta la vista de nosotros. Muchas gracias!. Sé que un día… los acompañaré en una peregrinación.

  3. Maravillosa reflexión sobre la Santísima Trinidad y su relacionalidad con la vida en comunidad. Estamos llamados a enaltecer el mandamiento del Amor en todos los espacios del dia a dia, haciendo lectura de cada acontecimiento para así comprender, consolar y acompañar a cada alma.
    Enseñanza profunda para anclarla en el corazón. Bendiciones.

  4. Me uno a los televidentes y hermanos en las Gracias de contar con medio para recibir enseñanzas sobre las escrituras.
    Bienvenido Dr. Camilo A. Galves a unir a los hijos de Dios ayudandonos a crecer en la Fe!Abundantes bendiciones de la Trinidad!!❤

  5. Muchísimas gracias Televid, por acogernos como a esa Familia que es el querer de Dios – Uno y Trino-; pues a través de su qué hacer, nos permiten crecer en la Fe, e interiorizar esos conceptos que elevan nuestra alma hacia la trascendencia… a resignificar nuestras vidas con base a ese bien mayor que es nuestra salvación eterna.
    Bendiciones abundantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario