Tele VID de Película: San Ignacio de Loyola

Este domingo 21 de noviembre se estrenará por nuestro canal Tele VID la película que cuenta la biografía y carrera religiosa del santo español San Ignacio de Loyola canonizado en 1622 por Gregorio XV. Quédate a leer este artículo para conocer su travesía.

¿Quién es Ignacio de Loyola?

Ignacio de Loyola fue un exmilitar de nacionalidad española quien tras verse herido de gravedad, abandona las armas y su profesión como soldado para entregarse a la vida apostólica a sus 31 años de edad. 

Carrera religiosa

Luego de colgar sus vestiduras militares frente a la imagen de la Virgen en el Monasterio de Montserrat de los benedictinos en Barcelona, los abandona descalzo y vestido con harapos, y así se dirige hacia Manresa donde permanece por diez meses acompañado por un grupo de mujeres creyentes, entre las cuales tuvo fama de santidad. En esta etapa vivió en una cueva en donde meditó y ayunó. De esta experiencia surge su libro Ejercicios Espirituales, base de la espiritualidad ignaciana.

Aspiraciones religiosas

Luego peregrinó a los Santos Lugares de Palestina (1523). De regreso a España comenzó a estudiar (ya con 33 años y para poder afrontar mejor su proyecto de apostolado). En la universidad de París se graduó como maestro en Artes y permaneció durante más de siete años profundizando su educación teológica y literaria.  Allí también, logró reunir seis compañeros a los que comunicó sus ideas y sembró la semilla de la Compañía de Jesús, haciendo juntos votos de pobreza  y apostolado. Así mismo, ante la imposibilidad de hacer vida religiosa en palestina, por la guerra contra los turcos, se ofrecieron al papa Pablo III, quien les ordenó sacerdotes en 1537. 

Compañía de Jesús

En los años siguientes se dedicaron al apostolado, enseñanza, cuidado de enfermos y definición del proyecto de Ignacio, la Compañía de Jesús, cuyos estatutos fueron aprobados por el papa en 1540. 

Pasado el tiempo, aquejado de graves problemas de salud, San Ignacio de Loyola alcanzó a ver, sin embargo, en sus últimos años de vida, la expansión de la Compañía por Europa y América con fuerte presencia en los jóvenes.  

Oración a San Ignacio de Loyola

Tomad, Señor, y recibid

toda mi libertad,

mi memoria,

mi entendimiento

y toda mi voluntad;

todo mi haber y mi poseer.

Vos me disteis,

a Vos, Señor, lo torno.

Todo es Vuestro:

disponed de ello

según Vuestra Voluntad.

Dadme Vuestro Amor y Gracia,

que éstas me bastan.

Amén.

 

Tráiler

¡No te la pierdas!

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario