Novena de Navidad Dia 6

Consideración 

Día seis

Jesús había sido concebido en Nazaret, domicilio de José y María, y allí era de creerse

que había de nacer, según todas las probabilidades. Más Dios lo tenía dispuesto de otra

manera, y los profetas habían anunciado que el Mesías nacería en Belén de Judá, ciudad

de David.

Para que se cumpliese esta predicción, Dios se sirvió de un medio que no parecía tener

ninguna relación con este objeto, a saber: la orden dada por el emperador Augusto de que

todos los súbditos del imperio romano se empadronasen en el lugar de donde eran

originarios. María y José como descendientes que eran de David, estaban obligados a ir a

Belén.

No ignoraba Jesús en qué lugar debía nacer y así inspira a sus padres que se entreguen a

la Providencia, y que de esta manera concurran a la ejecución de sus designios. Almas

interiores, observad este manejo del Divino Niño, porque es el más importante de la vida

espiritual: aprended que el que se haya entregado a Dios ya no ha de pertenecer a sí

mismo, ni ha de querer si no lo que Dios quiera para él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario