LAURY SILVANA REYES AMARIS

1 comentario

  1. ¡Oh Corazón dolorosísimo de Jesús, que para ablandar nuestra dureza y hacer más patente el amor con que padecisteis tantos dolores para salvarnos, quisisteis representar en la cruz, corona de espinas y herida de vuestro corazón, manifestándonos así a la vez paciente y amante! Dadme la gracia de resarcir las injurias e ingratitudes hechas contra vos, oh amante corazón y lo que os pido en esta oración para que me socorráis en la presente necesidad correspondiendo, si es para mayor gloria de Dios, culto vuestro y bien de mi alma. Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario