En un encuentro muy amigable y fraterno el Papa Francisco se dirigió a Su Beatitud Jerónimo II y  si sequitos  “la comunión entre los hermanos trae consigo la bendición divina. Los Salmos la comparan con un «perfume precioso que se derrama sobre la cabeza, que desciende sobre la barba» (Sal 133,2). El Espíritu que se derrama en las mentes nos impulsa en efecto a una fraternidad más intensa, a estructurarnos en la comunión. Por eso, no nos tengamos miedo, ayudémonos a adorar a Dios y a servir al prójimo, sin hacer proselitismo y respetando plenamente la libertad de los demás, porque —como escribió san Pablo— «donde está el Espíritu del Señor hay libertad»

El Papa Francisco los invita a trabajar juntos y en hermandad por los más necesitados.

Lee las palabras completas del Santo padre Aquí

encuentro-Beatitud Jerónimo-Papa-2

Foto tomada de: vatican.va

Tomado de vaticannews.va

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario